10 errores comunes en Social Media

Hoy en día quién más, quién menos, todos nos consideramos usuarios de las redes sociales, bien sea a nivel personal, como a nivel de administrador de las redes sociales de una empresa o marca.

Sea cual sea el caso, existen una serie de “malas prácticas” que debemos evitar en nuestro uso del Social Media, de lo contrario, podemos dar lugar a clientes insatisfechos, usuarios molestos, intrusismo profesional y lo que es peor, podemos llegar a hacer peligrar nuestra reputación online o la de nuestros clientes.

Vamos a hacer un repaso de 10 errores básicos y muy comunes en Social Media.

1.- Perfil desactualizado

Es frecuente ver, en redes sociales, perfiles de profesionales y de empresas que los abrieron en su día por la tendencia actual, pero que no disponen de tiempo o de personal para gestionarlas.

Son perfiles completamente desactualizados, que no responden a sus usuarios, que no cuidan sus contenidos.

Y es preferible no tener perfil a tenerlo descuidado o desactualizado, ya que nuestro perfil no es sino la ventana por la que nuestros usuarios/clientes se asoman a nuestro negocio.

Tener nuestro perfil actualizado genera confianza, seguridad y credibilidad.

2.- No publicar de forma regular

Este “error” tiene mucho que ver con el anterior.

Algunos estudios indican que el 18% de los usuarios de Social Media dejaría de seguir a marcas que no publican apenas contenido.

Las marcas deben de tener constancia a la hora de publicar, de comunicarse con su público. Tan malo es publicar de más como no publicar.

Es por esto que, antes de comenzar cualquier acción de Social Media, es imprescindible contar con una buena estrategia.

3.- Hablar sólo de nuestra marca

Hablar sólo de nuestra marca, ya sea personal o de empresa, puede hacer que los usuarios consideren nuestros mensajes como Spam.

Una buena estrategia de contenidos y la elaboración de calendarios mensuales de publicaciones en las distintas redes sociales nos ayudarán a distribuir el tipo de mensajes que queremos dar.

4.- Abusar del uso de Hashtags

El uso de hashtags incrementa la visibilidad de nuestra marca en los medios sociales, ya que permite a nuestros usuarios encontrarnos en función de las palabras clave/tendencias que utilicemos en ellos.

Pero su abuso puede parecer spam, por ello no es recomendable utilizar más de 2 o 3 hashtags en cualquier post o comentario que hagamos en nuestras redes sociales.

5.- No interactuar con la comunidad

Las redes sociales son canales de comunicación en las que la conversación fluye en ambos sentidos, en las que es tan importante hablar como escuchar.

Estas “conversaciones” nos permitirán sacar un Feed back de la actividad realizada y de la relación de la marca con sus usuarios en las redes sociales.

En función de los resultados obtenidos deberemos reforzar o modificar nuestra estrategia hasta obtener la respuesta deseada.

6.- Compartirlo todo

Hay marcas que con tal de “rellenar” sus timelines, comparten todo aquello que cae en sus manos, por más irrelevante que sea.

Evita compartir publicaciones irrelevantes, que no aporten nada a tus usuarios, publicaciones de familiares y amigos,  contenido inadecuado, ofensivo.

Por contra, intenta que tu contenido sea siempre relevante, que tenga algo que aportar a tus seguidores y, así, evitarás perderles.

7.- Eliminar los comentarios negativos

Si bien la reacción más lógica y “humana” es la de eliminar cualquier comentario negativo para que no pueda contaminar al resto, estos comentarios pueden servir para “humanizar” la marca, para que se vea cercana y no tan “Doña Perfecta”.

Para saber gestionar este tipo de comentarios, es bueno contar con un protocolo de crisis que nos indique cómo manejar este tipo de situaciones y cómo contestar adecuadamente.

8.- No ser agradecido

Ya conocemos el dicho “Es de bien nacidos ser agradecido”.

Pues lo mismo ocurre en Social Media, no debemos olvidarnos de agradecer todas las menciones, likes y comentarios positivos que recibamos.

Esto reforzará la conducta de nuestros usuarios y les animará a seguir comportándose con nosotros de forma positiva.

De lo contrario podrían pensar que somos unos egocéntricos y que no valoramos su esfuerzo.

9.- No compres seguidores

Esta es una práctica totalmente aborrecible en cualquier plataforma de Social Media.

Una idea bastante extendida es el hecho de pensar que el tener gran cantidad de seguidores es sinónimo de calidad, pero al final, estos “falsos” seguidores son un mero número que no interactuará con tu marca.

10.- Excesiva automatización

La automatización en Social Media tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Su abuso puede dar lugar a una pérdida de frescura en el manejo de las conversaciones pero, bien planificada, puede ser un gran ahorro de tiempo.

¿Listos para trabajar el Social Media? 😉 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *