¿Cómo hablan las marcas? El Tono de Voz

Definir cómo vas a comunicarte y cuál va a ser la voz, el tono y el estilo de tu marca es uno de los elementos indispensables en cualquier estrategia de marketing.

Crear un tono de voz adecuado no es un proceso fácil, pero si es indispensable, ya que de el depende el que puedas consolidar el vínculo que ha de unirte con tu audiencia.

Un tono de voz definido  ayuda a la audiencia a percibir a la marca como una persona con la que se puede interactuar.

Pero son 3 los elementos que conforman la identidad verbal de las marcas:

La Voz

La Voz es la descripción de la personalidad de la marca.

La Voz alude al comportamiento de la marca y provoca una respuesta emocional en su audiencia.

Así, por su voz, las marcas pueden ser “Divertidas” como Fanta, “Irreverentes” como Red Bull, “Seductoras” como Martini, …

El Tono de Voz

El Tono de Voz hace referencia a como se usa la voz en las distintas situaciones y con las distintas audiencias.

El Tono de Voz permite aplicar empatía, dar firmeza a los mensajes potenciando el valor de la marca, o ajustar la “expresión verbal” en función de lo que la marca quiera transmitir.

El Estilo

El estilo es el conjunto de reglas que la voz de la marca debe de seguir para mantener su personalidad, independientemente del contenido de los mensajes, de la audiencia a la que se dirigen y del entorno en el que se mueve.

¿Cómo se define el Tono de Voz de una marca?

Para definir el Tono de voz es necesario hacer un ejercicio de conocimiento profundo tanto de la marca como de lo que la rodea.

Así, se hace necesario responder a las siguientes preguntas:

1.- ¿Cómo es la personalidad de tu marca?

Si tu marca fuera una persona:

  • ¿Cómo sería?, ¿Con qué adjetivos la describirías? (joven, alegre, discreta, seria, …).
  • ¿Cómo querrías que fuera percibida? y ¿Cómo NO querrías que fuera percibida?
  • ¿Cuál sería la relación con su público? (amigo, maestro, padre, …).
  • ¿Cuáles serían sus intereses?
  • ¿Se parece a algún competidor?, ¿En qué?

2.- ¿Cómo sería su tono de voz?

Tenemos que intentar definir cómo hablaría nuestra marca:

  • ¿Hablará en primera persona?
  • ¿El tipo de vocabulario que me resulta cómodo es el que usa mi público: tecnicismos, palabras anglosajonas, lenguaje coloquial, …?
  • ¿El empleo de mayúsculas está bien aceptado entre mi comunidad o, por el contrario, resulta demasiado agresivo?

3.- ¿Qué recursos pueden definir tu estilo de voz?

El lenguaje está lleno de recursos que nos pueden ayudar a proyectar la personalidad de nuestra marca: metáforas, comparaciones, expresiones, …

¿Qué ritmo vamos a darle a nuestro contenido?:

  • ¿Necesitamos que sea ágil?. En ese caso emplearemos frases cortas que le den mayor dinamismo.
  • ¿Queremos que sea pausado?. Emplearemos frases un poco más largas, con mayor cantidad de contenido.

¿Podemos emplear humor cuando hablamos? Por supuesto, el humor reforzará aquellas marcas jóvenes y desenfadadas, atrevidas y divertidas. Pero siempre utilizado de forma “elegante” y sin ofender a nadie.

Una vez definido el Tono de Voz de una marca, es importante medir el comportamiento, las respuestas emocionales de nuestra audiencia y, de esta manera, saber si nos estamos expresando de la forma correcta.

¿Sabes ya cómo habla tu marca? 🙂 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *