Curación de contenidos: 10 errores que debes de evitar

Curación 1

Como ya hemos comentado en alguna otra ocasión, dada la gran cantidad de información a la que tenemos acceso sobre prácticamente cualquier tema, se hace “imprescindible” organizarla, clasificarla y priorizarla para poder tener una idea clara de los recursos con los que podemos contar a la hora de enfrentarnos a la “ardua” tarea de comenzar a escribir.

En esto consiste, ni más ni menos, la curación de contenidos.

Pero curar contenidos tampoco es tarea fácil, requiere que nos planifiquemos y le dediquemos parte de nuestro tiempo, de lo contrario podemos caer con facilidad en alguno de los errores que planteo a continuación.

1.- Utilizar siempre las mismas fuentes

Me vuelvo a repetir: curar contenidos no es fácil, no se trata de elegir 2 o 3 fuentes y explotarlas cada vez que escribimos, con ello sólo conseguiremos que nuestros contenidos suenen siempre a lo mismo y limitarnos a una mínima parte de la gran cantidad de información y puntos de vista sobre un mismo tema que circulan por ahí.

Cuantas más fuentes y más diversas, más interesante resultará tu contenido final.

2.-Enlaces de mala calidad

En este sentido es recomendable tener en cuenta dos aspectos fundamentales si no quieres que, a causa de un mal enlace, tu propio posicionamiento disminuya:

  • Ten en cuenta que el hecho de que un artículo está bien posicionado en los resultados de búsqueda, no te garantiza que el artículo sea de calidad, esté actualizado o se trate de un contenido relevante. Por eso debes de tomarte tu tiempo para analizar bien el contenido al que vas a enlazar.
  • Tampoco debes olvidar que al igual que tu curas contenidos, también lo hacen otros. Así, procura enlazar a fuentes originales, te aportarán mayor credibilidad y generaran más confianza hacia tu sitio web.

Curación 2

3.-Curar “solo” texto

A la hora de recopilar información no debemos olvidar que el contenido audiovisual es súper importante, no en vano Youtube es el segundo buscador tras Google.

Este contenido te puede ayudar a complementar información y a incrementar el tiempo de permanencia de tus visitas en tu web.

Otro contenido muy interesante para compartir son las infografías. No olvides citar la fuente, seguro que te lo agradece y quién sabe si te “premiará” compartiendo tu artículo :) :)

4.- Usar sólo contenido curado

Recuerda que curar no es sinónimo de copiar.

Utiliza la curación de contenidos como fuente de inspiración, no para hacer un corta y pega. No olvides que a Google le gusta el contenido original y de calidad (y a tus visitas también).

Curación 3

5.- No centrar tu temática

Ser disperso no es una buena táctica a la hora de posicionarte en un entorno tan competitivo.

Lo ideal es pensar cuál es la temática en la que te sientes más fuerte y cómodo y concentrar todos tus esfuerzos en ese campo en el que te gustaría llegar a ser considerado un referente.

Una vez que tengas definida tu temática y el público al que te diriges llega el momento de comenzar con la curación de contenidos.

6.- Automatizar la curación de contenidos

Si bien existen herramientas que nos permiten esta automatización, no cabe duda de que en algún momento del proceso se debe de realizar una supervisión directa del contenido curado.

En caso contrario podemos caer en el error de ofrecer un contenido que no cumpla con las expectativas de nuestros usuarios.

También es vital que revises tus posts antes de publicarlos no sólo para evitar que salgan con alguna errata, sino también para darles ese toque personal que te una a tus lectores.

Curación 4

7.- Pasar por alto las palabras clave

Como ocurre con cualquier otro contenido, las palabras clave son muy importantes en el proceso de curación de contenidos.

Trabaja tu artículo teniendo en cuenta aquellas palabras clave por las que te quieres posicionar, independientemente de tu labor de curación de contenidos.

Es importante que vigiles la concentración de las mismas dentro de tu post para evitar repetir la misma keyword en exceso y que Google te pueda penalizar.

8.- Considerar blogs del sector como competencia

En el mundo del blogging podemos considerarnos todos “colegas”.

La competencia es nula y lo que existe es más bien un “hoy por ti y mañana por mi”.

Con esto quiero decir que no seas reticente a compartir contenido de otros, probablemente te devolverán el favor.

Curación 5

9.- No seleccionar las redes sociales adecuadas

En el universo de los social media no hay tallas únicas que nos sienten bien a todos.

Cada web y cada blog son un mundo y tienen objetivos diferentes, unos objetivos que se cumplen mejor o peor en función de las plataformas 2.0 elegidas.

Por ello, no te empeñes en estar presente en todas las redes sociales, sino en aquellas que te ayuden a cumplir con los objetivos que persigues.

Investiga cuándo y dónde está tu audiencia y adecúa tus comunicaciones a aquellas redes y en aquellos momentos en los que se encuentra más receptiva, de esta forma incrementarás la eficacia de tus mensajes.

10.-No ser constante

El éxito no se consigue de la noche a la mañana, sino a base de esfuerzo, de asentar unos cimientos e ir construyendo día a día sobre ellos.

Si compartes contenidos de alto valor para tu audiencia de una manera constante, tu comunidad irá creciendo y tus contenidos serán susceptibles de ser compartidos y viralizados cada vez más.

Curación 6

Y ya sabes, no copies, se original :) :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>