El asunto, lo más importante de tu email

email.png 1

Docenas de correos llegan cada día a nuestras bandejas de entrada y nosotros, como la mayoría de nuestros suscriptores, no queremos perder el tiempo, por eso sólo abrimos los emails que a primera vista nos parecen interesantes y el resto pasan a una mayor gloria.

Que tu email sea abierto o que, por el contrario acabe en la papelera va a depender de dos factores: la confianza que puedas transmitirle a la persona a la que se lo diriges y que tu asunto o subject destaque sobre los demás.

El asunto es como el título de tu comunicación y por tanto, igual que lo cuidas en otras piezas con las que te diriges a tu público, aquí también debes de trabajarlo de forma que despiertes en tus lectores las ganas de abrirlo y leer su contenido.

email 5

¿Cómo debe de ser un buen asunto o subject?

Si quieres tener un buen porcentaje de aperturas, a la hora de redactar el asunto para tu email te recomiendo tener en cuenta los 12 siguientes aspectos:

1.- Se breve y conciso:

En el asunto de un email debes de ser capaz de captar la atención de tus destinatarios en unas 7 palabras o, dicho de otra forma, utilizando entre 30 y 40 caracteres, ya que esto es lo máximo que se previsualiza en algunos programas de correo o dispositivos móviles.

Utilizar demasiado texto sólo te llevará a generar confusión y a que tu email acabe por no ser leído.

Si necesitas contar muchas cosas es preferible que envíes distintas campañas destacando, para cada una de ellas, un sólo beneficio.

 2.- Lo importante, al principio:

Dale a tu email la oportunidad de ser leído colocando lo más importante y que atraiga más la atención de los destinatarios al principio del asunto. No es lo mismo escribir “10 herramientas gratuitas de Social Media” que “Hoy te vamos a enseñar a manejar 10 herramientas gratuitas de Social Media”. ¿Cuál crees que tiene más oportunidades de ser abierto?

Sé claro y utiliza un lenguaje directo, no abuses de los adjetivos ni canses con los verbos. Las explicaciones, más adelante.

3.- Genera curiosidad para despertar interés:

A todos nos gusta un poco de misterio en nuestras vidas, lo desconocido, lo enigmático…

¿Recuerdas eso de “La curiosidad mató al gato”?, pues lo mismo, un toque de misterio junto con un toque de creatividad llamarán la atención, despertarán el interés e incrementarán tu ratio de aperturas.

Email 1

4.- La urgencia es una llamada a la acción:

Los asuntos que dan la sensación de urgencia, de que algo es escaso o de que se va a acabar en un breve espacio de tiempo, funcionan muy bien.

Hay personas que prefieren descubrir que contiene una determinada promesa al hecho de poderse perder algo por muy insignificante que sea.

Asuntos que incluyen palabras como: “Hoy es el último día”, “Últimas 24 horas para”, “Sólo quedan”, le darán a tu email mayores probabilidades de supervivencia.

5.- Invítales a actuar:

Promueve a la acción a tus destinatarios, invítales a que participen de determinada promoción, descuento o evento: “Apúntate ya”, “Ven con nosotros”…

Se simple y directo y pídeles a tus destinatarios que realicen la acción que esperas de ellos, así, directamente, sin ningún rodeo. Verás como funciona.

6.- Presenta beneficios apetecibles:

Ok, abro tu email pero, ¿a cambio de qué?

Haz hincapié en los beneficios que tu producto o servicio proporciona a tus destinatarios en lugar de hacerlo sobre las características del mismo, eso ya lo explicarás en el contenido de tu email.

Enfatizar a tus destinatarios el beneficio que van a obtener si abren tu email hará que las tasas de apertura se multipliquen.

email

7.- Utiliza preguntas:

Las preguntas inician una conversación, involucrando de forma directa a los receptores de tus mensajes.

Los asuntos que dejan una pregunta en el aire son muy eficaces, ya que suelen ser cortos y motivar al lector a encontrar una solución o respuesta.

En muchos casos la respuesta es obvia para el lector, pero la necesidad de reafirmarse en ella le llevará, en un alto porcentaje de ocasiones, a abrir el email para contrastarla.

8.- Utiliza las negaciones o prohibiciones:

Si  quieres que alguien haga algo y le dices justamente lo contrario, lo más probable que esa persona acabe haciendo lo que realmente quieres.

A todos nos gusta lo prohibido, cuando nos dicen que no abramos una puerta estamos deseando abrirla, porque parece que siempre hay algo mejor detrás (si no recuerdo mal esto empezó con Adán y Eva y la famosa manzana en el paraíso :) :) ).

A esto se le llama Psicología Inversa o decirle a la persona lo que no quieres que haga con el fin de que lo haga: “No abras este email si quieres tener más clientes”, “No hagas este curso si quieres que tus campañas funcionen”…

Los emails que utilizan este tipo de asuntos suelen dar muy buenos resultados.

9.- Huye de las mayúsculas y de los caracteres especiales:

El uso de mayúsculas es muy agresivo cuando estamos leyendo algo y en lugar de llamarnos la atención positivamente, surte el efecto contrario, el efecto de que alguien nos estuviera gritando, y eso no le gusta a nadie.

Por otro lado, el abuso de los caracteres especiales, guiones, asteriscos, comillas, exclamaciones…, como elementos de llamada de atención puede ser uno de los principales motivos de que tu email acabe decorando y rellenando esa carpeta tan bonita llamada “Spam”

E-mail-Spamming

10.- Personaliza:

Pero hazlo de forma inteligente.

Si quieres que funcione, llévalo mucho más allá del “Hola Carlos” u “Hola Marta” que es algo ya demasiado visto e involucra a tu audiencia dentro del asunto: “Carlos, esta oferta es para ti” o “Marta, ¿Te gustaría descubrir..?”.

Dirigiéndote a ellos de una forma directa y explícita conseguirás captar su atención desde el primer momento.

11.- Utiliza Keywords:

Infórmate de cuales son las palabras clave que más búsquedas reciben por parte de tu público objetivo y utilízalas en el asunto de tus emails.

Si han dedicado tiempo a buscarlas por la red y tu les vas a proporcionar algo relacionado con ellas, ¿Cómo van a dejar pasar de largo la oportunidad que tu les ofreces con tu email?

12.- No utilices siempre el mismo asunto:

Si realizas a menudo campañas de email marketing sobre un mismo producto o servicio y con la misma oferta, varia la redacción del asunto o tus emails acabaran en la papelera cuando los destinatarios identifiquen al primer vistazo que se trata de “la promo de siempre”.

Existen muchas maneras de decir una misma cosa y sonar diferente: “2 libros por el precio de 1″, “Hoy tenemos 2X1 en libros”, “Llévate 1 libro y consigue otro de regalo”… estás diciendo lo mismo pero, a simple vista, suena distinto, ¿verdad?.

email 6

Con un buen asunto tus emails llegaran a destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>