Marketing disruptivo, ¿Qué es y cómo funciona?

Disrupción, interrupción o rompimiento con la manera tradicional de ejecutar algo.

En los últimos años, la palabra disrupción se ha utilizado, principalmente, en los sectores relacionados con la tecnología y los negocios para referirse a la introducción de nuevos procesos o métodos de trabajo que cambian la forma en la que tradicionalmente se hacía algo, agregando valor al sector en el que se desarrollan.

Así, uno de los sectores en los que los procesos disruptivos se implementan cada vez con mayor asiduidad es en Marketing.

¿Qué es el Marketing Disruptivo?

Con la cantidad de estímulos que los consumidores reciben diariamente a través de los distintos medios, ya sean tradicionales como digitales, cada vez es más complicado atraer su atención.

El Marketing Disruptivo está orientado a romper esquemas con el fin de desarrollar estrategias más atrevidas, flexibles y adaptables a la realidad del mercado. Así, se trata de romper con lo que se ha hecho hasta el momento, de innovar y de establecer estrategias más adecuadas y, generalmente, con un presupuesto inferior.

Lo que el marketing disruptivo pretende es cambiar lo que está establecido en una o varias de las 4Ps de Marketing, logrando hacer las cosas de forma diferente, más eficientes, rentables y económicas, tomando como referencia y punto de partida la experiencia del cliente con la marca.

 

El marketing disruptivo busca cambiar la manera en que la empresa afronta la relación con sus clientes, se trata de llegar a ellos a través de las emociones, las experiencias y las sensaciones.

El marketing disruptivo pretende romper con lo tradicional haciendo a las empresas/marcas salir de su zona de confort para probar cosas nuevas y relacionarse con su target de forma diferente.

El Marketing Disruptivo aplicado a las 4PS:

Como ya hemos dicho, el marketing disruptivo se puede aplicar a una o a varias de las variables del marketing tradicional.

Producto

Los ejemplos más claros se encuentran a nivel de packaging.

¿Cómo destacar en un lineal en el que todos los batidos de chocolate son de color marrón, los bricks de zumo de naranja son de color naranja y los botes de salsa de tomate son de color rojo?

Si en medio de la mancha marrón de marcas de batidos de chocolate apareciera una marca con la botella o el brick de color rojo o azul, llamaría poderosamente la atención a los consumidores que pasaran por delante, otra cosa es el efecto que esto produciría en ellos, pero todo es cuestión de estudiarlo.

Precio

El precio se puede modificar de forma sorprendente e inesperada a la baja sin por ello afectar la percepción del valor del producto (ofertas especiales de Aniversario, por conseguir XXX seguidores en redes sociales, …) e incluso al alza, utilizando estrategias de venta cruzada (Cross saling) de forma que al adquirir un producto a un precio más elevado de lo normal para ese tipo de producto, el consumidor se lleve todos los complementos para hacer de su uso una experiencia completa (ej.: un portátil + ratón inalámbrico + funda + anti virus, …).

Punto de venta

Una de las mayores innovaciones se ha producido en relación con los canales de venta y distribución.

La mayoría de los consumidores tienen acceso a internet, lo que ha revolucionado la experiencia de compra.

En un primer momento se realizaban consultas sobre las marcas y los productos a través de internet para, posteriormente, acudir al punto de venta a adquirirlos.

Hoy en día, el comercio electrónico ha sabido transmitir confianza a los consumidores y su cuota de mercado no para de crecer, ¿A quién no le parece atractiva la idea de pedir un producto y tenerlo al día siguiente en casa con un coste de envío aceptable y una política de devoluciones sencilla?

A esto hay que unir el uso de nuevas tecnologías como la realidad virtual para ofrecer a los clientes experiencias de compra increíbles: algunas tiendas de muebles y decoración por ejemplo, proporcionan la posibilidad de probar sus muebles en espacios determinados e incluso podemos ver cómo nos quedarían prendas de ropa, maquillaje o calzado mediante probadores virtuales y apps.

Promoción

Se abren nuevas vías para interactuar de forma divertida con las marcas.

Las experiencias amenas se comparten fácilmente, dando mayor notoriedad y visibilidad a las marcas.

Las nuevas tecnologías convierten la comunicación en algo bidireccional, creando nuevas formas de comunicación entre las marcas y su público.

Se hace necesaria la comunicación con los clientes, conocerles, aprender de ellos, escuchar lo que nos tienen que decir y contarles historias que les involucren.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *